La caída del petroleo y su bolsillo

Actualizado: 26 feb 2021

Los precios del petróleo se hundieron este lunes cerca de un 30 %, su caída más fuerte desde la guerra del Golfo en 1991, después de que Arabia Saudita desatara una guerra de precios con grandes rebajas de sus barriles de crudo.


Rusia se negó a unirse a los esfuerzos de la OPEP para rescatar el mercado de petróleo afectado por el coronavirus cortando la producción. El fracaso de la reunión de Viena dejó a la industria petrolera conmocionada, lo que provocó una caída del 10% en los precios del petróleo el viernes. Los precios del petróleo ya estaban estancados en un mercado bajista debido al brote de coronavirus que ha provocado una fuerte caída de la demanda de crudo.


Rusia, el segundo productor mundial de petróleo y que no es miembro del cártel, se negó a una nueva reducción colectiva de esos 23 países (la llamada OPEP+) de 1,5 millones de barriles al día, como proponían los sauditas. Como consecuencia, y tras el fracaso de las negociaciones, Arabia Saudita decidió el domingo el mayor recorte de sus precios del barril en 20 años, indicó el domingo la agencia Bloomberg News, provocando además una tormenta en los mercados.


En contexto:

Esta decisión de Arabia Saudita se visualiza como un posible castigo a Rusia por no aceptar la propuesta; pero aparentemente Rusia tiene sus propios argumentos para negarse a dicha negociación, ya que de una forma u otra Estados Unidos terminaría siendo el mayor beneficiado.


"Rusia no mordió la carnada", consideró Andrew Lebow de Commodity Research Group, quien recordó que la economía rusa, más diversificada que la de los socios de la OPEP, es menos dependiente del petróleo.


Qué tiene que ver el Coronavirus?


Los precios siguen en caída, debido a los temores de que los productores no detendrán el suministro en un punto adecuado para hacerle frente a la disminución de la demanda, en gran parte por el nuevo coronavirus, que afecta los viajes en todo el mundo y comienza a desacelerar las economías de los países más afectados.


Más de 100.000 personas contagiadas, más de 3.000 muertes y más de 100 países en que -en pocas semanas- se ha detectado la presencia del virus, son por cierto cifras considerables, pero el más profundo impacto sobre la economía son la incertidumbre y el temor, inevitablemente propagadas por los medios y amplificadas en los mercados mundiales: caídas bursátiles, baja del valor de las materias primas, fuga de los activos financieros “de riesgo” y “vuelo a la calidad” hacia activos de refugio, como metales preciosos y bonos del Tesoro de EEUU, a la vez principal deudor mundial y país con la moneda más usada y los activos considerados más seguros.


En otras palabras el coronavirus que afecta principalmente a Asia, el mayor proveedor de productos tecnológicos, químicos, farmacéutica y competencia directa de Estados Unidos, y que por otra parte es un virus de fácil contagio debido a la globalización, ha causado una recesión a nivel mundial, una disminución en los viajes, así como en la inversión de las empresas y gobiernos. La epidemia es un catalizador de todo el movimiento económico que se ha venido presentando en los últimos días.


El alza del dolar, efecto directo

Además del la baja en el petróleo, otra de las grandes sorpresas que nos dejó el fin de semana fue el aumento del dolar que alcanza un precio nunca antes visto de 3800 pesos, esto podría llevar a la necesidad de un replanteamiento de las cuentas fiscales para este año, no solo por el precio de la divisa, sino, fundamentalmente, por el precio del petróleo, que, de mantenerse en niveles tan bajos como los que se tuvieron durante la guerra del Golfo Pérsico en 1991, llevarían a contar con menos ingresos, pues el Presupuesto general del 2020 se hizo partiendo de la expectativa de que el crudo estaría, en promedio, en 60 dólares y en este lunes a llegado a alrededor de 30 dólares. Es más, los analistas de Goldman Sachs estiman que podría caer hasta niveles de 20 dólares.

El precio de la divisa continúa este lunes con tendencia al alza, en un nivel que resulta preocupante, según los analistas. Juan Camilo Restrepo, ex ministro de Hacienda, por ejemplo, insiste en la necesidad de replantear las cuentas fiscales.


En qué nos afecta?

Si usted es de los  colombianos que ha escuchado de la estrepitosa caída del precio del petróleo, pero pasa de largo porque cree que eso no le toca, es momento de que cambie de actitud. "El hundimiento de los precios del petróleo tiene enormes repercusiones a escala mundial y pone en duda la viabilidad financiera de varias empresas y varios países", indicó Josh Mahony, un analista de IG. Las bolsas también cayeron en Asia, en el Golfo y en Europa.


Según algunos analistas, de seguir con el alza, en el país cerca del 19 % de los bienes importados que hacen parte de la canasta básica de consumo para medir la inflación podrían encarecerse en los próximos diez meses.


Entre los productos alimenticios que se encarecerían está el huevo, debido a que el negocio avícola trabaja con insumos que provienen del exterior y se negocian con la Tasa Representativa del Mercado (TRM) del dólar. De igual manera, están los pasajes de avión, financiación de empresas locales, celulares, vehículos importados, entre otros bienes de consumo.

Alza en precios, créditos caros y desempleo son algunos de los riesgos del bajo costo del crudo.

Esta crisis petrolera tendría su foco principal en municipios y departamentos productores de petróleo donde también tendrían consecuencias como despidos en petroleras e inversiones paralizadas.


Mientras la revista dinero hace unos meses publicaba las principales amenazas a la economía colombiana, hoy 2020 vemos un panorama mucho peor de lo estimado...


¿Cuál será la principal amenaza para la economía colombiana en 2019?

1. Que el precio del barril de petróleo se ubique por debajo de US$40

2. Una recesión en Estados Unidos

3. Un incremento acelerado de las tasas de interés en Estados Unidos

4. Una guerra comercial internacional

5. Que no se recupere la confianza del consumidor colombiano

6. Una salida masiva de la inversión extranjera de portafolio

7. Que el país pierda el grado de inversión

8. Un Fenómeno del Niño más fuerte del esperado

9. Que aumente la migración venezolana al país

10. Que las protestas sociales se exacerben.


Soluciones:

Si bien es cierto que el panorama actual no nos favorece, existen industrias en las cuales el gobierno nacional debe invertir de manera urgente y en mayor cantidad, pues de mantenerse la baja del petróleo y el aumento del dolar, el futuro para Colombia será aún más oscuro.


Turismo: Cada vez son más las ciudades en el mundo que son concientes del potencial del turismo y lo incentivan activamente. No en vano la industria de los viajes y el turismo es la tercera más grande del mundo y genera más de 170 millones de empleos directos en el mundo. Incluso en algunos países europeos aporta hasta el 20% del PIB.


Energías limpias:“La inversión que atrae el sector minero energético para el país se traduce en desarrollo, oportunidades de empleo y de equidad para el país y las regiones”, destacó la Ministra María Fernanda Suárez.


Emprendimientos digitales: apoyar iniciativas valiosas que pueden influir positivamente en la economía colombiana. El talento y las ganas de crear empresa son el principal objetivo de los emprendedores que cuentan con ideas novedosas.


Mayor inversión en el Agro: El principal reto del sector es la promoción de las exportaciones; a pesar de que en el año 2019 se rompió el récord en exportaciones agrícolas, el último reporte entregado por el Dane reveló que los productos agrícolas ocuparon el 18,6% del total de exportaciones, lo que deja al sector en el último lugar de esta actividad. además de procesos de tecnificación, e incentivos tanto para el agricultor, como para las pequeñas y medianas empresas agrícolas.


28 visualizaciones0 comentarios